Tesla se enfrenta a sus fantasmas

28 octubre, 2019
Publicado por: micarrovendo1

El fabricante de vehículos eléctricos se prepara para la producción masiva sin salir de los números rojos

Superados serios problemas iniciales de producción, Tesla dispone actualmente de dos fábricas en Estados Unidos (en California y Nevada) y una que empieza a rodar en China. Y también trabaja en el diseño y desarrollo de soluciones energéticas que permitan a particulares, empresas y proveedores de servicios gestionar la generación, almacenamiento y consumo de energía renovable. «Con la fábrica de China van a doblar su capacidad productiva. Si logran alinear operaciones con costes y sacar un coche bueno, bonito y barato, serán el rey», señala David Ortega, director del programa de automoción de EADA.

En un mensaje a sus accionistas tras hacer públicos los últimos datos económicos de la empresa, su director financiero, Zachary Kirkhorn, recordaba que «el de Tesla es un viaje a largo plazo». Atribuye las pérdidas a la reestructuración de la compañía y a otros costes.

 

Incidentes

Un vehículo galardonado por su diseño y prestaciones, sobre todo de seguridad, pero con el lastre de ser un sedán en un mercado que tiende a decantarse ahora por los SUV (a cuya moda se suma también Tesla con su nuevo Modelo Y, cuya producción está previsto que comience en 2020 para EE UU). De hecho, defectos en varias unidades del Model 3 han provocado que la empresa alemana de alquiler de vehículos Nextmove anulara un pedido de 100 coches. Ese incidente también ha encendido las alarmas en cuanto a problemas en el servicio de asistencia de Tesla.

“Es una empresa capaz de soportar esos errores en el corto plazo, pero en automoción no puedes equivocarte con el producto. Su problema es que Musk no viene de la industria, no tiene experiencia en fabricación. Y veremos qué ocurre cuando empiece a fabricar en masa. Además, siempre quiere innovar y eso está muy bien, pero le falta innovar en servicio”, apunta David Ortega. Porque sus problemas no acaban en el producto: la compañía ha abierto 25 nuevos centros para afrontar las quejas de los clientes. En Noruega, el mayor consumidor de Europa de vehículos eléctricos, Tesla es el fabricante de coches con más quejas recogidas por el organismo de control del consumidor. “Los vehículos eléctricos son para China y California. En Europa no hay demanda”, declaró el responsable de desarrollo de BMW recientemente.

Aun así, en Estados Unidos el valor de la marca sigue por las nubes. “Son el Apple de la automoción”, concluye Ortega. Pero si quiere convertirse en una compañía de futuro, la empresa de Musk tendrá que aprender que repetir tantos errores no se perdona.

Categoría:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.