La última incorporación a la gama de SUV de Mercedes-Benz ya tiene su primera variante pre-estacional. El GLB 35 AMG será el primer modelo de siete plazas de los segmentos de acceso con las siglas deportivas de la marca de la estrella en su portón.

Hasta ahora el GLB, un SUV compacto (4,6 metros) de siete plazas, se había anunciado con motores gasolina y diésel de hasta 224 CV, pero en el despliegue de su gama ya tenemos una opción mucho más dinámica. El GLB 35 AMG, con su motor 2.0 turbo de cuatro cilindros, elevará el listón del rendimiento hasta los 306 caballos, en las cifras de competidores como el Alfa Romeo Stelvio o el BMW X2 M35i.

El Mercedes-AMG GLB 35 dispone asimismo de una caja de cambios automática deportiva de ocho velocidades (incluso con función Race Start para hacer salidas lanzadas) y la tracción total AMG Performance 4Matic, que varía el reparto de par de un 100% al eje delantero a un 50-50 cuando fuese necesario. Incluso el ESP puede regularse en tres niveles para adaptarse a una conducción más deportiva.

Las suspensiones y la dirección modifican sus reglajes para asumir un mayor dinamismo y los frenos ganan en tamaño (las llantas también crecen hasta incluso las 21″, aunque de serie se ofrece con 19″). En opción se puede pedir un chasis AMG Ride Control que controla electrónicamente la amortiguación y cuenta con un programa deportivo.

Estéticamente, el GLB 35 AMG parte de la especificación AMG Line, de ahí que veamos detalles como una parrilla delantera específica, un spoiler frontal más deportivo, el alerón de techo o el difusor más marcado en la parte trasera. Si miramos hacia el interior encontramos asientos deportivos tapizados en símil de cuero y microfibra ya clásica en los Mercedes-AMG.

Otros detalles propios de esta versión son el modo Supersport del cuadro digital de relojes que pone el acento en el cuentarrevoluciones, el volante deportivo con cuero perforado y detalles en rojo donde se alojan las levas del cambio, tratadas con un galvanizado más refinado que las de plástico convencionales.

Pese a su carácter deportivo, el Mercedes-AMG GLB 35 no pierde uno de sus atributos básicos, la versatilidad que ofrece su habitáculo con tres filas de asientos que puede acoger hasta a siete pasajeros (aunque ojo, que Mercedes apunta a que su tercera fila puede acomodar adultos de hasta 1,68 metros).